Signos de alarma de un mal desarrollo.

  1. Al finalizar el primer año, todavía no se mantiene sentado sin apoyo.
  2. No es capaz de superar objetos con las dos manos.
  3. No sonríe a las personas conocidas.
  4. No se interesa por lo que le rodea.
  5. No emite ningún sonido para atraer la atención.
  6. Nunca llora ni protesta ante la ausencia de personas muy cercanas y familiares.

Nota:

Estos signos tienen carácter orientativo y para evitar falsas alarmas, es conveniente que se den al menos dos de estas situaciones al finalizar esta etapa.

Escribe un comentario.